Artículo de opinión: las tendencias tecnológicas estratégicas para 2016 por François Castro

En el año 2020 parece que la previsión es que haya 25 mil millones de dispositivos generando datos y organizando nuestras vidas sin que nos demos cuenta.

Sobre la base anterior, las soluciones tecnológicas tendrán que dar respuesta a la movilidad y a las necesidades del negocio. A la movilidad, en el sentido de atender las necesidades de los usuarios móviles en sus diversos contextos y entornos, personal y profesional, y en el control y gestión de los dispositivos móviles donde habrá embebidos un gran número de sensores.

Los dispositivos serán controlados y gestionados con la finalidad de recopilar y tratar datos para el negocio, Big Data, aportando a las empresas información y conocimiento acerca de nuestros patrones diarios que derivarán en el diseño de aplicaciones. Dispositivos y sensores, en simbiosis, serán tan inteligentes que aquellas empresas que se aprovechen del poder de esta oleada de información podrán sin ninguna duda sacar ventajas a suscompetidores.

Ante el aumento desmesurado de los datos parece que las soluciones de almacenamiento seguirán siendo clave, aunque más a partir de aplicaciones e infraestructuras definidas por sofware que ofrecen la flexibilidad necesaria para asegurar el funcionamiento del negocio digital y reducir considerablemente los costes del hardware.

No hay que olvidar el potencial de los robots para llevar a cabo las tareas humanas que aumentará rápidamente en los próximos años. Como ejemplos cabe destacar el coche de conducción autónoma y los drones, que requerirán de nuevos avances tecnológicos.

Ante un entorno de acceso multiplataforma y un ecosistema donde los datos se comparten de manera más amplia, para la mayoria de los CIOs la seguridad será su principal prioridad en 2016, como elemento importante en la evolución del futuro digital accediendo a aplicaciones para protegerse y construyendo la seguridad en todos sus procesos de negocio.

Para porder afrontar este nuevo paradigma, manteniendo el ritmo y ganando en agilidad y capacidad de computación parece necesario que las empresas vayan alineando sus infraestructuras tecnológicas a escala Web para ello deberán ir migrando sus arquitecturas, procesos y prácticas al modelo cloud.