Artículo de opinión: "Un 2017 prometedor en la economía digital global" por Xavier Linares

Hoy en día vivimos en un contexto macro con demasiadas incertidumbres donde el sector tecnológico sigue siendo uno de los más competitivos. A finales del año pasado esperábamos un 2016 mejor, y este factor se está cumpliendo.

En España hemos dejado atrás los años de la crisis y se respira otro aire donde se vislumbra con optimismo el futuro macro español en consumo, innovación tecnológica, competitividad y generación de empleo en el ecosistema digital.

En este contexto, hay que seguir con atención la evolución de las inversiones en España, que están surgiendo de nuevo y los aspectos del mercado financiero que pueden afectar a la consolidación del sector.

Todos hemos aprendido a ser creativos e innovar durante estos años de crisis y no me cabe duda que en 2017 tenemos ante nosotros una gran oportunidad. La digitalización en España está comenzando, por lo que tenemos ante nosotros un potencial de crecimiento muy importante que se irá desvelando trimestre a trimestre.

Actualmente nos encontramos en un momento de constantes cambios, donde tecnologías como cloud, Big Data y en definitiva la transformación digital en la que estamos inmersos, están replanteando no solo los procesos de negocio sino además la manera en la que las empresas se comunican y relacionan con sus clientes y colaboradores. Por otra parte, no podemos negar la tendencia universal a la externalización en el que las compañías todo lo que sea comoditizable es susceptible de ser externalizado favoreciendo así, un entorno de colaboración entre los diferentes agentes que conforman el ecosistema digital y a partir de la centralización de un partner tecnológico que asesore e implante soluciones de servicios digitales ayudando a la generación del negocio de las empresas y creando valor añadido.

Lo que está claro es que vivimos en un mundo cada vez más interconectado donde la información que se genera no hace más que crecer día a día. Hoy hay más y más dispositivos conectados que hace cinco o diez años, aunque estén siendo relacionados a un ritmo ligeramente más lento de lo que previsiblemente se pensó la tendencia es absolutamente innegable, cada vez más, las cosas están recibiendo la capacidad de comunicarse y conectarse a otras cosas. Los datos se han convertido en la materia prima más codiciada por muchas empresas impulsando tecnologías como cloud y analítica de datos (cuatro de cada diez empresas tendrán que implantar tecnologías de Big Data en 2018 y se calcula que para 2020 habrá más de 26.000 millones de dispositivos coenctados a la red, desde cafeterías, refrigeradores, wearables y autos, hasta equipos médicos y financieros). Algunas estimaciones señalan incluso que podrían ser hasta 100.000 millones.

En definitiva, esperamos un 2017 prometedor donde la inversión en tecnología crezca por encima del 10% como consecuencia de la implantación de proyectos en torno a la transformación digital global e impulsados principalmente por la industria quién se enfrentará a algunos desafíos como garantizar la seguridad de sus dispositivos, alimentar a miles de millones de sensores y manejar todos los residuos electrónicos resultantes.

 

Xavier Linares, Director General Actividad Arrendamiento & Soluciones Digitales