Grupo Econocom participa en la jornada: "La movilidad debe crecer en la empresa" organizada por BYTE TI

El encuentro comenzó analizando cuál es la situación del mundo de la movilidad. Aún cuando pudiera parecer que la movilidad está plenamente asentada en los entornos empresariales, lo cierto, y, según se pudo apreciar en el encuentro, es que todavía queda camino por recorrer. Abrió el turno José Manuel de Diego, Responsable de desarrollo de negocio de IT B2B de LG Electronics para quien “esta mesa es un ejemplo de lo que significa la movilidad. Somos empresas diferentes que sumando las tecnologías dan el significado a la movilidad. La situación actual es que es una realidad cotidiana con la que nos manejamos que además estamos aprendiendo las mejores prácticas para que suponga una mejor productividad en las empresas y una mejor calidad de vida para los usuarios”. Por su parte, Alejandro Varas, Mobility Business Director Products & Solutions de Econocom aseguró que “estamos en una situación de adopción de la movilidad por parte de las empresas. Hasta ahora se han hecho cosas y las empresas han dado pasos importantes pero no hay muchas compañías que tengan una concepción global y que tenga una aplicación real en su día a día de la movilidad. Tienen tabletas, teléfonos etc. pero hasta hace poco no han empezado a entender las posibilidades reales que tienen para ellas. En los últimos tiempos sí hay una cierta inquietud por ver qué se puede lograr con la movilidad como la adopción de soluciones cloud, adopción de IA que cada vez tiene más importancia, etc.”

Pero la movilidad sigue imparable por su camino y poco a poco va a ir aumentando su presencia en la empresa. En este sentido, Marcos Manzano, Field Marketing Manager de Client Solutions de Dell Technologies cree que “la movilidad es algo inherente a la humanidad. Desde el principio el ser humano ha sido móvil. Hoy, en nuestro trabajo es algo que está arraigado. La movilidad es uno de los conductores de la productividad. Es algo en lo que las empresas están trabajando constantemente y que están viendo las posibilidades que ofrece para mejorar sus procesos”. También Carlos Marina, Responsable de Categoría de Movilidad de HP se mostró de acuerdo en que “la movilidad es una realidad que ha pasado a las empresas porque se han dado cuenta de los beneficios que supone estar hiperconectado. El punto a favor de las empresas es el incremento de la productividad y al mismo tiempo un nivel de satisfacción del empleado porque puede ser productivo allí donde esté. Sin embargo, está corriendo a dos velocidades, las startups son empresas 100% móviles. Para las grandes corporaciones estos procesos de transformación conlleva una serie de retos como el de la seguridad, que perjudica ir a un entorno móvil”.

Carlos Gándara, Senior B2B Sales Manager de Samsung, apuntó en este sentido que “a la empresa más tradicional le está costando llegar a la movilidad. La movilidad tendría que ser un dinamizador que aceleraría la adopción de aplicaciones que sigue siendo baja. En el momento en que esto se produzca, la movilidad va a despegar de forma total”. Además, Miguel Ángel Monedero, director técnico de Sothis consideró que “la movilidad es algo que está metido en el ADN de la empresa pero no saben que es un factor determinante en la gestión del talento. Nosotros nos encontramos con que las empresas saben que es algo importante pero no saben cómo utilizar para aprovechar las tecnologías y los procesos de movilidad. En realidad sólo aprovechan un 20% de las opciones móviles porque no han comunicado correctamente los procesos que se aplican o no se ha formado a los empleados”.

Finalmente, Eva Sánchez-Caballero, Business Development Manager de Canon, aseguró que “movilidad es parte de la cultura de transformación digital, las personas somos las que hemos adoptado este nuevo modelo de trabajo y lo hemos interiorizado. Movilidad es mucho más que tecnología ya que supone la optimización de diversos procesos de negocio al tiempo que conlleva adoptar una cultura de trabajo diferente a la que estamos acostumbrados”.

 

Políticas de movilidad

Visto lo visto habría que ver si las empresas tienen planes o políticas para incorporar la movilidad de forma efectiva en la estrategia empresarial. En este sentido, el portavoz de Sothis, afirmó que “las políticas mejor o peor definidas están. Las administraciones públicas están un poco más atrasadas. Creo que para su desarrollo ha influido mucho el modelo startup para mejorar los modelos de movilidad. Hay empresas que son mucho más maduras y otras son más conservadoras en aplicar las políticas”. Por su parte, Carlos Gándara afirmó que “el departamento de IT tiene pensada la estrategia. El problema es cuando chocamos con el departamento de recursos humanos ya que en España, el presentismo sigue siendo un aspecto fundamental. Hay demasiadas reuniones que significan perder horas de trabajo. Habría que dejar de mirar las horas que se pasan en una oficina. El departamento de TI tiene que evangelizar para que esto cambie”. Por su parte, el portavoz de HP afirmó que “estamos en una época en la que conviven tres generaciones que tienen formas de trabajar diferentes. El tema de la movilidad atrae a jóvenes y las empresas que no apuesten por ella, van a tener dificultades a la hora de contratar talento. Además, hay muchos empleados que no están interesados en adoptar la movilidad. Hay que cambiar la mentalidad presencial y ahora se puede: Si cumples tus objetivos me da igual que estés jugando al golf”. En este sentido, desde Dell Technologies se afirmó que “las empresas tienen que pensar más en el concepto de movilidad, no como un concepto único sino por el perfil de cada uno de sus trabajadores. Las políticas tienen que ir enfocadas a buscar perfiles de uso de cada trabajador. A los usuarios que son de por sí más remotos como el comercial hay que dotarle de unas herramientas distintas al de la persona que no lo es”.

La realidad es que hay empresas que apuestan más por la por la movilidad que otras. En este sentido, Alejandro Varas cree que “no todas las empresas están en el mismo punto de adopción de movilidad. Al igual que sucede con las personas, hay nativos digitales. Hay un impedimento importante que es de quién depende en cada empresa la política de movilidad porque muchas veces la movilidad no la lleva un departamento de IT, sino el departamento de servicios generales, para quien su interés no es sacar la mejor solución sino sacar el mejor acuerdo con el operador”. Por parte de LG se consideró que “la política de movilidad es el eje esencial de la transformación digital, así que si no hay alguien que esté pilotando este proyecto no se crea el entorno que permita conciliar a las distintas generaciones que conforman la plantilla de una empresa, por ejemplo. Se trata de crear el entorno de trabajo adecuado para tomar lo mejor de cada una de las generaciones”.

 

Evolución del puesto de trabajo

Por supuesto, la movilidad va a cambiar el puesto de trabajo tal y como lo conocemos actualmente. El problema es que muchas empresas confunden términos. En este sentido José Manuel de Diego se preguntó: “¿Cuánto van a tardar las empresas en darse cuenta de que la movilidad no se puede medir en GB? Muchos piensan que aumentando los GB de cada empleado es suficiente para tener una política de movilidad cuando lo que hay que hacer es plantearse qué tipo de usuario tiene cada empresa. Son muchas las empresas no saben cómo aplicar la movilidad y no saben qué puesto de trabajo tienen que crear para aprovechar las cualidades de sus trabajadores. Para ello deberían preguntarles qué necesitan y no solo ampliarles los GB de sus terminales. La preocupación de LG no pasa por vender productos sino por aportar soluciones a las empresas. Creo que esto es posible porque los fabricantes somos motor de la transformación digital. Movilidad significa entender cuáles son las necesidades de las empresas y ver cómo se va a crear el puesto de trabajo de su empleado sabiendo además que tiene que ser sostenible y evolucionable para que las organizaciones vean que en lo que se invierte hoy es en rentabilidad de futuro”. Para Alejandro Varas, “las empresas que aprovechan las bondades de la movilidad son las que han entendido que los procesos de transformación digital es el objetivo a conseguir”. La portavoz de Canon, por su parte, afirmó que “aprovechar las ventajas de cualquier modelo de interacción móvil depende, sin duda, de las personas, uno de los elementos clave de este momento de evolución digital. Para ello, es imprescindible comprender sus necesidades, sus inquietudes, sus objeciones…. Todos los usuarios tienen claro que es posible trabajar en movilidad y de forma segura, pero es preciso explicar este nuevo modelo de trabajo y aclarar posibles dudas. Es necesario cuestionar procedimientos que llevan haciéndose igual desde hace tiempo pero que ahora posiblemente necesiten redefinirse, simplificarse y optimizarse. La tecnología lo permite, pero las personas son las responsables de hacerlo posible”.

Marcos Manzano de Dell Technologies consideró que “uno de los retos va a estar en la experiencia de usuario. Si la mayor parte de nuestro trabajo se va a realizar sobre un dispositivo móvil, hay que hacer que la experiencia del usuario juegue un papel fundamental. Otro reto será la protección del dato”. Por su parte, Carlos Marina cree que las empresas “deben romper determinadas barreras y determinados status quo que vienen de las herencias recibidas del pasado. Por ejemplo, empresas que han invertido en determinados desarrollos a principios de siglo, que no quieren desprenderse de ellos”. Para Carlos Gándara de Samsung, “el problema es que se sigue pensando en TI como un gasto, con lo que hay que cambiar el pensamiento de para qué quieres utilizar las herramientas o dispositivos que compres. La cuestión es que el departamento de compras no mira lo que se necesita, sino el precio de compra. Por eso hay que cambiar la forma en la que se toman las decisiones”.

Tres son los retos principales a la hora de adoptar la movilidad en los entornos empresariales. Al menos eso es lo que apuntó el portavoz de Sothis: “El primero, el cambio cultural que representa adoptar la movilidad y que las empresas deberían cambiar. Con el tiempo y la integración de nuevas generaciones está cambio cultural se producirá. En segundo lugar está la Seguridad: a mas dispositivos estamos más expuestos a ataques y finalmente, el número de dispositivos móviles se va a disparar y no sé muy bien si las operadoras van a poder abordar esto correctamente”. Finalmente la portavoz de Canon aseguró que “sin duda el principal reto es la seguridad. La información es el valor y el conocimiento de una empresa. Prevenir que pueda hacerse un uso inadecuado o que pueda ser vulnerable, es una de las preocupaciones de cualquier entorno de negocio”.

 

Artículo BYTE TI