La experiencia del empleado como pilar de la reactivación económica

El teletrabajo y la digitalización no son algo temporal, han llegado para quedarse. Las empresas, por lo tanto, han tenido y tienen que modificar y readaptarse a estos tiempos para seguir favoreciendo la mayor productividad del empleado y el que puedan trabajar desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. Al repensar dónde y cómo colaboran e innovan sus distintos departamentos, las empresas deben hacer algo más que transformarse. También deben cambiar su modo de pensar para crear una cultura en la que lo digital sea prioritario y la experiencia de los empleados sea lo más importante, con plataformas que faciliten contar con una fuerza laboral más comprometida, aumentar la efectividad de la seguridad, y reducir los costes y gastos operativos.

Con un desplome del PIB sin precedentes en la economía moderna y unas proyecciones que hablan de no volver a los niveles del 2019 antes del 2023, el futuro depende precisamente de las decisiones que tomen los directivos de las compañías sin importar el tamaño y durante todo este año. Concretamente, tres de cada cuatro empresas en España están repensando profundamente su estrategia corporativa, según datos del informe ¡Déjate de predicciones! Elaborado por Quint, Digitalbiz y Larsen. Y cuando hablamos de la necesaria digitalización de estas, independientemente del sector, hay que tener muy claro que este es un proceso que ya estaba comenzando a realizarse, pero que se ha acelerado. ¿Sabrán y podrán las empresas enfrentarse a esta aceleración y cambio constante de las formas de trabajo?

Para ello, compañías como VMware ayudan a la transformación de aquellas organizaciones que quieren convertirse en empresas digitales para conseguir, entre otras cosas, que sus empleados trabajen en cualquier momento y lugar disfrutando de la mejor experiencia de usuario posible. Otro ejemplo en este sentido es Grupo Econocom, primera empresa digital en Europa, con 45 años, presente en 18 países y el único actor del mercado capaz de combinar su experiencia 360º a través de la financiación de proyectos, la distribución de equipos y los servicios digitales.

Isaac Rosado, Director Preventa de Econocom nos comenta que: "Una opción mayoritaria para afrontar el teletrabajo ha sido dotar a los usuarios de entornos que permiten trabajar en equipo online, pero sin una dependencia constante de las líneas de comunicaciones que pueden ser de baja calidad desde algunas ubicaciones. Esto se ha conseguido principalmente a través de soluciones colaborativas que dan a los usuarios espacios de trabajo conjunto y acceso a los recursos empresariales de forma intuitiva en modelos que pueden mezclar aplicaciones en nube con aplicaciones en los Datacenters empresariales"

José Antonio Cano, director de Análisis y Consultoría de IDC Research España lo tiene claro: "El verdadero reto está en hacer el cambio oportuno porque esto va muy rápido. El proceso de digitalización es tan acelerado que las empresas reconocen que no tienen suficiente talento para ello".

Y, por otro lado, hay que "garantizar la continuidad del negocio: los empleados no pueden ir a trabajar, hay incertidumbre, hay empresas que han tenido que echar el cierre. Y ahora hay que garantizar esa continuidad. El problema es que no todas las organizaciones estaban preparadas para teletrabajar. Los procesos tienen que ser óptimos para que se pueda pasar al ámbito digital. Y aquí llega un segundo reto, el teletrabajo con la optimización de procesos y la seguridad de los datos, la llamada ciberseguridad cuando de media ha habido unos 500 ataques al día".

En este sentido, Econocom propone herramientas y servicios para ofrecer el dato no estructurado a todos los usuarios estén donde estén, garantizando su disponibilidad con calidad comprometida y cumpliendo la legislación GDPR (gestión del derecho al olvido, consentimiento, integridad, etc.). Garantizar la disponibilidad de los datos pasa a ser una tarea prioritaria en el Departamento TI. Dichas herramientas y servicios permiten identificar la ubicación y acceso a datos sensibles localizándolos y auditando su acceso, así mismo permiten detectar comportamientos anómalos típicos en ataques de Ransomware ofreciendo mecanismos para el diagnóstico y remediación.

Para Isaac Rosado: "La gestión del acceso a las aplicaciones y los datos se ha convertido en fundamental y, en ello, tienen ventaja las compañías que ya habían trasladado sus aplicaciones a modelos más modernos. Soluciones de acceso y gestión del puesto de trabajo y dispositivos móviles modernos han facilitado mucho esta transformación".

Según Javier Morgado, socio y analista de Quint, a través del informe ¡Déjate de Predicciones!, en cuanto a los destinos que van a seguir las inversiones en tecnologías en el 2021, los primeros puestos los ocuparán las herramientas de trabajo remoto (25,96%), mayor rapidez y flexibilidad a través de los modelos 'cloud' (17,31%) y la ciberseguridad (10,58%).

En cuanto a tendencias, y unido a esto, el tema de la crisis climática y la sostenibilidad es algo que ya empezaban a integrar la mayoría de las empresas. José Antonio Cano, de IDC, añade: "La iniciativa del teletrabajo está impactando brutalmente en que todo sea más sostenible y no sólo por la obvia reducción de los desplazamientos; el 30% no va a volver jamás a la oficina o al menos como antes. Como consecuencia, ya no necesitas espacios tan grandes. Se optimizan las oficinas transformándose muchas veces en hubs de conocimiento, sitios para fomentar la creatividad... Además, la irrupción de modelos de nube ha crecido con la pandemia y el consumo energético que requieres para procesar determinada información es mucho menor si tu estás usando otras soluciones más basadas en esta nube. La huella de carbono en el uso de la tecnología es fundamental ahora mismo para los proveedores".

Sin olvidar la lucha por el talento. Cuando las empresas tienen una fuerza laboral distribuida, que trabaja en remoto, la cuestión geográfica ya no importa. Al contrario, las empresas pueden mejorar la adquisición de talento y contratar en función de las capacidades y las cualidades. Así lo refleja un estudio de VMware a nivel europeo, en el que el 82% de los líderes empresariales afirmó que el teletrabajo había ayudado a contratar candidatos que vivían fuera de los principales centros económicos. En el caso de España esto puede suponer un gran revulsivo contra la despoblación de muchos lugares. De hecho, cuando las empresas pueden contratar el mejor talento, la fuente de talento se hace mucho más amplia, y ya no está en las grandes ciudades, sino que puede estar en Cáceres, Soria o Lugo.

Es importante tener en cuenta como factores de riesgo en este sentido y en el resto de los comentados, la diferencia en términos de capacidad tecnológica entre grandes y pequeñas empresas. No llegan igual. Y, como comentábamos, la falta de determinadas habilidades para gestionar esta 'nueva normalidad' en estos tiempos de incertidumbre.

Así, tener muy en cuenta al usuario es igualmente fundamental. Esa experiencia usuario/cliente. "El usuario ahora mismo es multicanal y la inmediatez y la calidad en la interacción son claves para el 'engagement'", explica José Antonio Cano. Se trata de toda la experiencia con el usuario donde la tecnología es igualmente clave: "La transformación digital va de personas, la tecnología es solo un habilitador". Y no únicamente hablamos del cliente, sino del empleado: "la conciliación, herramientas que le faciliten la vida..."

Para Isaac Rosado: "El usuario de la tecnología se está convirtiendo cada vez más en el impulsor de las renovaciones tecnológicas dentro de las empresas. Las soluciones digitales que proponemos en este ámbito son: seguridad, monitorización de la experiencia del usuario, portales de autoservicio, virtualización, wifi, servicedesk, soporte onsite y remoto y masterización, packaging y despliegue. Todo ello en formatos de servicio."

VMware tiene muy presente los diferentes sectores y ofrece soluciones acordes con sus respectivas necesidades. Por mencionar algunos ejemplos: servicios financieros (fomentar lo digital en una banca que atraiga y retenga clientes), proveedores de atención sanitaria (acelerar la atención sanitaria conectada en tiempo real para obtener mejores resultados con los pacientes) o comercio minorista (incrementar el número de clientes e impulsar su fidelidad con experiencias que den prioridad a lo digital), entre otros.

"La aceleración digital provocada por la pandemia ha transformado el mundo y ha facilitado la convergencia de lo digital, lo social y lo medioambiental. Los consumidores somos mucho más activos y como parte interesada exigimos cada vez más a las organizaciones", afirma Lluís Altés, Senior Business Solutions Strategist de VMware Iberia. "Dada la amalgama de aplicaciones y herramientas de colaboración existentes se ha hecho muy difícil ofrecer la mejor experiencia posible a clientes y empleados, algo fundamental para el éxito y la supervivencia de las empresas.

Para alcanzar el éxito es crítico evolucionar desde el trabajar desde casa al trabajar desde cualquier lugar; después de todo, el trabajo es lo que se hace, no dónde se hace. Las organizaciones que mejor se adapten a estos cambios, las que combinen mejor la integración de las soluciones con la seguridad intrínseca serán las que estén preparadas para un futuro que ya es presente".

Y es que, en resumidas cuentas, la gestión de las compañías ha pasado de primar la preocupación económica en los primeros meses de la pandemia a reflexionar ahora sobre el propio modelo de negocio.