"Servicios informáticos en primer plano", entrevista a François Castro, Director General Servicios, en La Vanguardia

El grupo econocom profundiza la integración de sus adquisiciones y refuerza prestaciones en la nube

La pregunta inicial no podría ser más directa: ¿hacia dónde va el mercado de servicios informáticos ante el empuje del cloud computing? El fenómeno está obligando a todo el sector de tecnologías de la información a adaptarse, cada cual según de donde venga.  Los servicios son, por antonomasia, un mercado poliédrico que sigue creciendo a la vez que incorpora nuevas formas de entrega y de pago.

“Desde mi punto de vista, este mercado se encamina hacia una evolución de prácticas que se alejan de lo que en tiempos llamábamos outsourcing, un modelo que ha quedado desfasado. Sin embargo, vemos que los clientes quieren poder centrarse en lo que es el núcleo de su negocio y confiar más funciones a los proveedores de servicios. Por tanto, se abren oportunidades que hace muy poco no existían”, responde François Castro, director de la división de servicios de la filial española del grupo francés Econocom.

Como cada cual habla de la feria según le va en ella, hay que saber que el punto de vista de Castro es propio de una compañía que se autodefine como “integrador de soluciones para ayudar a las empresas en su transformación digital”. A simple vista es un eslogan, pero en el 2019 Econocom ha profundizado en la integración de diferentes empresas que había adquirido en los últimos seis o siete años. Entre ellas sobresale la cartera de servicios que recibió al comprar Osiatis y Ermestel y la capacidad en la nube de su filial Nexica.

Una singularidad del grupo francés reside en la capacidad de apoyar esa oferta con un componente de renting – su oficio original en los años setenta, antes de extenderse hacia los servicios – que lo diferencia de sus competidores. De François Castro dependen tres ramas de actividad: mantenimiento, servicios gestionados y consultoría.

En el mantenimiento, compensa la ausencia de glamur con la ventaja de su independencia respecto de marcas y fabricantes. Más dinámicos son los servicios gestionados, particularmente en torno al puesto de trabajo, con tendencia a soluciones paquetizadas. En cuanto a la consultoría, está centrada en la sinfraesetructuras para el centro de datos, en plena ampliación de efectivos y cada vez más conectada con la conversión al modelo cloud.

Aquí entra en la conversación Nexica, empresa que Econocom adquirió en el 2015 y cuyo epicentro está en Catalunya y Baleares. Cita Castro algunos ejemplos de empresas señeras en la venta de infraestructura que no se involucraron a tiempo en el auge d ellos servicios cloud, para añadir que “es muy importante para Econocom contar dentro de su organización con Nexica, a la vez que servir a esta como paraguas en un mercado muy complicado. Llegar a un cliente exclusivamente con el discurso cloud no es asunto sencillo”.

Entonces, ¿cómo encaja Nexica en un contexto global dominado por los cinco o seis gigantes de la nube pública? “Para mí, el valor de Nexica está en su condición de emprea nativa – subraya gestualmente el adjetivo – de servicios en la nube. Siempre se ha dedicado a estos y por eso mismo se decidió comprarla […] No es una empresa de telecomunicaciones o una gran empresas de servicios que esté deseando hacer cloud, ni es un proveedor de hosting que aspire a ascender de categoría”.

El mercado está poblado de proveedores de servicios que quieren vender a las empresas del Ibex35, pero no es el caso de Econocom: “Nuestro mercado en España se encuentra entre las empresas que van de 700 a 4.000 puestos de trabajo. Nuestro tamaño está bien dimensionado para el mercado español, por tanto no tenemos complejo de inferioridad”, afirma Castro.

 

Artículo redactado por Norberto Gallego en el diario La Vanguardia